¿Puedo viajar con una mascota en el avión?

viajar con una mascota

Si nunca te has decidido a viajar con una mascota en avión, puede que no tengas claro si está o no permitido. ¿Cuál es el protocolo en este sentido? Lo vemos en las siguientes líneas. 

Lo primero que tienes que tener claro es que no, que tu animal de compañía no tendrá que quedarse en tierra mientras tú tomas un vuelo. De hecho puede ir en cabina contigo siempre y cuando no supere un peso y dimensiones determinadas y vaya en un trasportín adecuado. Otra opción es llevarlo facturado en la bodega del avión, en un habitáculo adecuado y acondicionado.

Eso sí, has de notificar a la aerolínea con la que vayas a viajar, con suficiente antelación, tu intención de viajar con un animal. De hecho, puede haber límite máximo de animales en cabina por vuelo. Por lo general, viajar con animales conlleva un sobrecoste. De todos modos, pasa lo mismo si elegimos el tren o el autobús como medios de transporte.

Normas para viajar con una mascota 

Hay que tener claro qué se entiende por desplazamiento de animal de compañía. Lo primero es saber que no podremos llevar más de 5 a no ser que se trate de concursos, exposiciones o actividades deportivas. En estos casos todo ha de ir debidamente documentado y tratarse de animales mayores de 6 meses. Está permitido que el animal viaje cinco días antes o después que su dueño.

Ten presente que, en caso de incumplimiento de las normas, el resultado puede ser que la mascota no pueda volver a entrar en la UE, se la aísle en cuarentena o incluso se la sacrifique. 

Para viajar con mascotas es necesario disponer de un pasaporte europeo para el movimiento de animales de compañía. Los apartados básicos a cumplimentar son: “propietario», «descripción del animal», «marcado», «expedición del pasaporte» y «vacunación antirrábica». Si viajas a Irlanda del Norte, Irlanda, Malta, Finlandia o Noruega, los perros además deberán estar

tratados contra la E. multilocularis entre 24 y 120 horas antes de aterrizar.

Las mascotas deben además estar identificadas con un microchip o tatuaje legible.

La mascota deberá cumplir los requisitos establecidos por cada país. Tendremos que informarnos en la embajada o consulado. Tenemos más información en el apartado «Viajar con animales» de la web del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Por otro lado, si vuelves de un país con riesgo de rabia debes realizar a tu mascota un test serológico en un laboratorio autorizado antes de viajar. El resultado lo deberá reflejar el veterinario en el pasaporte y debe ser igual o superior a 0.5 Ul/ml.

Si vas a viajar con una mascota que no sea un gato ni un perro, infórmate sobre los requisitos a cumplir.